Acerca de nuestro nombre

 

Nuestro nombre, significa legado en idioma italiano.

En los años 80´s, las madres misioneras xaverianas que tenían su convento en Zapopan, cerca de nuestra panadería, nos visitaban todos los días para llevar el pan a su mesa. Nosotros, la tercera generación de panaderos artesanos, eramos niños pero siempre estabamos haciendo algo en el lugar donde se horneaban los birotes. Ellas, fascinadas por la destreza que teníamos en las tareas, decían al vernos: "Che bella Ereditá", y así lo entendimos siempre. 

Ereditá di pan, maravilloso legado heredado de los abuelos y que hoy enaltecemos con nuestra mayor dedicación.

Bienvenidos

gallery/fullsizeoutput_262d